7 de noviembre de 2013

"Yo solito"


      Desde que el niño/a nace hasta que va controlando sus movimientos, que al principio son reflejos o incontrolados, está inmerso en una dinámica en la que los adultos de su alrededor le hacen las cosas, dependiendo de cómo realicemos esto último favorecemos o entorpeceremos su desarrollo.
      La autonomía se puede definir como la capacidad que se posee para realizar actividades sin ayuda de los demás. En los niños y niñas de infantil es muy importante fomentar y potenciar el desarrollo y adquisición de la misma, por las siguientes razones:
1. Aumenta la autoestima.
2. Desarrolla la responsabilidad.
3. Fomentamos el desarrollo de la capacidad de aprender a aprender.
4. Están más predispuestos/as para afrontar nuevos aprendizajes.
5. Etc...





      Muchas veces debido a las prisas, tendemos a hacerles las cosas a los niños y niñas pensando que más tarde podrán aprender. Y otras veces, debido a la respuesta de los niños o niñas como “yo no puedo” o “yo no sé”, tendemos a hacerles las cosas.       Esta actitud nuestra no favorece el desarrollo de los niños y niñas.
      Dado a que en estas edades tienen una actitud favorable para hacer las cosas por sí solos/as y para cooperar en las tareas de la casa y del colegio, debemos aprovechar esta tendencia para desarrollar la autonomía.
      Los niños y niñas de tres años deben poder hacer por sí solos/as las siguientes tareas, y si no es así, debemos trabajarlas:
1. Vestirse por sí solos/as y ayudar en las prendas más complicadas.
2. Subir y bajar cremalleras.
3. Iniciarse en el abrochado de botones.
4. Ponerse calcetines y zapatos con velcro o con hebilla.
5. Poner la ropa del derecho y doblar algunas prendas simples.
6. Guardar y sacar las cosas de la mochila.
7. Ponerse la mochila.
8. Peinarse.
9. Lavarse la cara y las manos.
10. Cepillarse los dientes.
11. Ayudar en el aseo diario del cuerpo.
12. Ir al baño solo/a.
13. Limpiarse después de ir al baño.
14. Sonarse los mocos.
15. Recoger sus juguetes u objetos de uso personal.
16. Ayudar en alguna tarea sencilla del hogar, como por ejemplo regar las flores.
17. Beber leche de una taza o vaso.
18. Usar la cuchara y el tenedor correctamente para comer.
19. Limpiarse la boca con la servilleta mientras está comiendo

     
Si tu hijo/a ya realiza estas tareas por sí sólo/a, pues ¡enhorabuena!, si no es así, debemos plantearnos por qué no lo hace y fomentar su desarrollo.

Tomado del blog: una ventanaalaulainfantil.blogspot.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario